El cardiólogo Iván González Vidal dice estar preocupado ante la posibilidad de que la enfermedad de Chagas, causante de daños severos al corazón, esté presente en el país, sin aún haber sido identificada, por falta de vigilancia, ante la progresiva migración de venezolanos, colombianos y de otras naciones, donde es endémica, que residen o viven en territorio dominicano.

El especialista de la cardiología dijo que ese parásito, cuyo vector es un tipo de chinche, puede transmitirse por transfusión sanguínea o contacto oral , a través de alimentos, y que produce daños cardiacos más severos que cualquier otra enfermedad, como dilatación del corazón, bloqueo severo, arritmias, entre otros, los cuales son muy frecuentes en el país.

Señaló  a la periodista Doris Pantaleón del periódico Listín Diario que esos daños se ven con mucha frecuencia en pacientes jóvenes, que aunque tienen como causas diferentes condiciones como el uso de sustancias, podrían estar vinculados también a ese parásito, pero no se le puede atribuir porque en el país no se hacen investigaciones al respecto.

Reveló que estuvo indagando en los más importantes bancos de sangre del país y en ninguno le hace la prueba de chagas a la sangre donada.

Dijo que quiso dar la voz de alerta porque en los años de estudios que tuvo en Brasil le permitieron conocer muy de cerca a pacientes jóvenes con daños en el corazón por esta causa, y que su propósito no es alarmar, sino pedir que se piense en ello.