Los Golden State Warriors podrán contar con el pívot estrella DeMarcus Cousins para la Final de la NBA ante los Toronto Raptors que arranca este jueves, anunció el técnico de los vigentes campeones Steve Kerr.

“Estoy contento de recuperarlo. Sé cómo voy a utilizarlo pero no se los voy a decir”, indicó el entrenador de los de la Bahía de Oakland en Toronto, donde se disputarán los dos primeros encuentros de la serie.

Cousins, de 28 años, se lesionó el cuádriceps izquierdo el pasado 15 de abril durante el segundo partido de la primera ronda ante Los Angeles Clippers y no ha vuelto a jugar desde entonces.

En los 30 choques que jugó en temporada regular, Cousins promedió 16,3 puntos, 8,2 rebotes, 3,6 asistencias y 1,3 robos.

En enero de 2018 se había roto el tendón de Aquiles cuando jugaba en los New Orleans Pelicans.

“Cuando se juega una Final, uno quiere estar en la mejor forma posible pero la vida no funciona siempre así. No todo es perfecto en la vida”, agregó el técnico, que aspira a ganar el cuarto anillo en los últimos cinco años frente a unos Raptors que disputan la primera Final de su historia.