La camisa blanca es, quizás, la prenda más sencilla de todas… pero también a algunas mujeres les hace quebrar la cabeza cuando de combinarla se trata.

No quieren parecer demasiado formales, pero tampoco lo contrario. Si ya no puedes más con este dilema, te damos 5 ideas que seguro te encantarán y que además, podrás llevar en distintas ocasiones.

1Uno

Transforma el office chic con un par de trucos. Para darle un toque más grunge, busca una gargantilla de cuero (como Martha Hunt) y ponla bajo las solapas del cuello. ¿El segundo? deja la mitad desabotonada y fájala de un sólo lado.