No se muestre desesperado por el nuevo puesto ni caiga en el error de querer impresionar a como de lugar. La revista Forbes ofrece una lista de las cosas que debe desechar de su vocabulario cuando está frente a un reclutador.

7“Soy increíble en lo que hago”

Hay una diferencia entre presumir y exudar confianza genuina. Y, en el mundo laboral, el secreto está en demostrar lo que sabe, no alardear. El empleador no necesariamente creerá al pie esta afirmación. De hecho, es más que probable que no lo hará. Distinto es si le muestra al entrevistador que es increíble a través de ejemplos, historias y logros medibles. Esto ofrece una imagen que permitirá deducir que sí es increíble en lo que hace. Y dará la oportunidad de que el otro concluya por su cuenta que usted sería beneficioso para el equipo.