Río de Janeiro, Brasil. A la salida del Maracaná y en las calles de las principales ciudades del país, los brasileños celebraban la noche de este domingo su novena Copa América al vencer en la final a Perú por 3-1, una victoria “sin Neymar”, lo que demuestra “que no dependemos sólo de él”.

“Somos los campeones! Y lo mejor: que fue sin Neymar. Esto prueba que no dependemos más de él, que no todo recae en él”, dijo a la AFP Elaine Vieira Pessoa de Sousa, de 43 años, en las calles de Sao Paulo.

“Esto es Brasil, independiente de quien juegue”, agregó.

Neymar, de 27 años, quedó fuera de la Copa América al lesionarse en un amistoso contra Catar una semana antes del inicio del torneo continental, y fue reemplazado por Willian en el plantel de la Canarinha.

En las afueras del mítico Maracaná, en Rio de Janeiro, los ‘torcedores’ se retiraban eufóricos con la victoria en el torneo continental, tras haber sufrido durante los noventa minutos del partido decisivo contra Perú.

“Soy una verdadera fan! Ya asistí a doce copas del mundo, pagué mucho dinero para estar hoy en la final pero me siento feliz, muy feliz de que Brasil ganó!”, afirma exultante Catarina Cordeiro, una brasileña que vino especialmente de Nueva York para ver la final de la Copa América.