La acidez es una sensación de ardor en el pecho que ocurre cuando el contenido de tu estómago regresa a tu esófago. Es por eso que sientes sabor agrio y pareciera como si la comida regresara a tu boca, lo que la hace aún más desagradable. Contrario a lo que muchos creen, los fármacos no siempre son la mejor opción para aliviarla.

Puedes evitar la acidez tomando un vaso de agua luego de comer (ayuda a diluir los ácidos) e incluyendo en tu dieta avena (llena y no causa reflujo), banana (protege el estómago) y carnes blancas (se digieren fácil). Y evita el cigarrillo: disminuye la capacidad del esfínter esofágico inferior.

Antiácidos, a veces. Si finalmente se presenta la acidez, puedes buscar maneras de aliviarla y los medicamentos no necesariamente son la solución. En un estudio de la Universidad de Washington analizaron a casi 215,000 personas que tomaron fármacos para acidez, reflujo o úlceras y encontraron que algunos podrían aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas y cáncer de estómago, entre otras afecciones.

Los investigadores también encontraron que más de la mitad de quienes tomaban los fármacos no los necesitaban y eso podría traer consecuencias. Además, el uso prolongado o excesivo de antiácidos con magnesio puede causar diarrea y si son a base de calcio o aluminio, pueden provocar estreñimiento.

1. Cuida tu peso

Una manera efectiva de no sentir el malestar de la acidez es manter un un peso saludable. El sobrepeso ejerce presión sobre el abdomen, eleva el estómago y hace que el ácido regrese al esófago. Si tienes libras de más, trata de bajarlas con un plan de ejercicios de dieta.

2. Usa ropa holgada

Una recomendación de los expertos de la Clínica Mayo es evitar la ropa ajustada. La presión alrededor de tu cintura, sobre el abdomen y sobre el esfínter esofágico inferior causan molestias y empeora el malestar.

3. Come porciones pequeñas

Comer en exceso es perjudicial, lo mejor es que optes por varias porciones pequeñas en lugar de tres comidas grandes. Tampoco te vayas a la cama inmediatemente después de comer; espera unas tres horas.

4. Duerme con la cabeza en alto

A la hora de dormir, eleva la cabecera de tu cama para que los ácídos no suban a tu boca, pero no basta con usar más almohadas. Puedes poner bloques de madera debajo del colchón o insertar una cuña para elevar tu cuerpo desde la cintura hacia arriba; estas cuñas se consiguen en farmacias y tiendas de suministros médicos.

Además de seguir estos consejos, puede probar algunos remedios naturales para aliviar los síntomas de tu acidez.

Si el daño estomacal ha avanzado, es posible que ya los remedios no funcionen. Cuando la acidez se presenta más de dos veces a la semana, si tomas medicamentos y no sientes alivio, si tienes dificultad para tragar, si sientes náuseas o vomitas con frecuencia o si has perdido peso por la falta de apetito, busca atención médica lo antes posible.

Fuente Holadoctor.com