La salud de tu corazón es vital y con el paso del tiempo puede irse deteriorando. Sin embargo, cuidarla y mantenerla es posible y, quizás, más sencillo de lo que crees. No esperes a sentirte mal para tomar medidas, comienza siguiendo estos pasos y obtendrás beneficios.

La alimentación es clave para la salud cardíaca y si quieres mantenerlo sano por mucho tiempo, puedes comenzar merendando nueces. Estos frutos secos aportan grasas insaturadas saludables y más ácidos grasos omega-3, que reducen los niveles de colesterol. Además, “comer solo 5 onzas de nueces por semana está relacionado con una disminución de la enfermedad cardiovascular”, explica la nutricionista de Johns Hopkins Christie Williams.

En todas las recomendaciones que se hacen para cuidar el corazón, como las de la Asociación Americana del Corazón (AHA, por su sigla en inglés) incluyen hacer ejercicio y nosotros no podemos dejarlo por fuera. Ciertamente, incluir más ejercicio en tu vida es de las mejores cosas que puedes hacer para tener un corazón sano.

Trata de hacer ejercicio todos los días. Si no puedes cumplir con esa meta, dedícale 30 minutos al día, cinco días a la semana o períodos. Los expertos de Johns Hopkins indican que los períodos más cortos también te pueden beneficiar, como hacer de 10 a 15 minutos seguidos, con el objetivo de acumular 150 minutos a la semana.

El sueño también es un factor influyente en tu salud cardiovascular. Un paso importante te vayas a dormir un poco más temprano para que sea realmente reparador. Si no duermes suficiente, aumenta tu riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca y un ataque cardíaco y esto ocurre así seas joven, tengas buen peso, no fumes y hagas te ejercites.

Finalmente, no olvides hacerte tu chequeo anual. Aunque te sientas bien, es necesario siempre estés al tanto de cómo anda tu corazón.

Fuente Holadoctor.com