Después de que se diera a conocer que el cantante español murió a los 72 años, debido a un fallo renal y que su hijo Camilo Blanes, a quien Sesto tuvo durante su matrimonio con la mexicana Lourdes Ornellas, viajaría para dar el último adiós a su padre, ahora sale a la luz lo que podría heredar el único descendiente del cantante.

Camilo Blanes, quien también se dedica a la música compartió a través de sus historias de Instagram un mensaje para su papá: “Una parte de mí también se muere, gracias por enseñarme a amar la música”, escribió junto a una foto de su papá.

La carrera musical de Sesto se conforma por más de 40 producciones y vendió más de 100 millones de discos en todo el mundo, con lo que Camilo formó un importante patrimonio, que estaría por pasar a manos de su hijo de 35 años de edad.

Aunque el testamento no se ha hecho público y se desconoce a quién serán destinados sus bienes, ya que en los últimos años las personas más cercanas a la estrella fueron un administrador y su secretario, se sabe que en Camilo Jr., recaerán al menos dos tercios del mismo, la parte denominada “legítima”.

De acuerdo con información publicada en El País, el artista ibérico deja casas, sociedades y dinero.

El cantante vivía en una propiedad en la localidad madrileña de Torrelodones, de tres plantas, casi 500 metros cuadrados con piscina y un gran terreno de casi 10 mil metros, con un valor aproximado de un millón de euros. Lugar donde residía y en el que fue asaltado en enero de 2013, en un robo en el que le amordazaron y le sustrajeron joyas y 2 mil 500 euros. La policía detuvo a los autores del mismo seis meses después.