El propietario de la cabaña Obsession ubicada en San Isidro de Santo Domingo Este, Cornelio Lora, manifestó que el Instituto Nacional de Protección al Consumidor (Pro Consumidor), generalizó al decir que las sábanas y toallas de las cabañas representan un peligro para la salud de los usuarios.

Resaltó que su centro de servicio, de alrededor de 30 años de experiencia, obtuvo excelentes calificaciones durante las inspecciones realizadas por la institución.

Anina del Castillo, directora de Pro Consumidor expresó, durante una entrevista en un programa de radio, que durante las revisiones realizadas a las cabañas se determinó que no cuentan con sistemas de lavado de sábanas y toallas que garanticen una eficiente higienización por lo que el nivel de bacterias era alto en sus enseres.

Por: Dahia Sena