Luego de transitar por las calles de Moscú, la Policía de Tráfico de Rusia confiscó un improvisado ‘batimóvil’ que carecía de permiso para poder circular por las avenidas.

Ese vehículo, similar al automóvil que aparece en la saga de Batman, se fabricó en un taller privado, no estaba registrado, carecía de permiso para circular y posee unas dimensiones superiores a los estándares permitidos.

Los agentes redactaron un informe administrativo contra el conductor, un hombre de 32 años, en virtud del artículo ‘Violación de las normas para el tráfico de un vehículo pesado y de gran volumen’ y abrieron una investigación en función de dos artículos del Código de Infracciones Administrativas.

¿Usted qué opina?