Los senadores y diputados miembros de la Coalición Opositora con representación congresual comunicaron al pueblo dominicano y a la comunidad internacional, que en virtud de la grave alteración del orden institucional y democrático en perjuicio del pueblo dominicano, no participaremos en la reunión conjunta de las cámaras legislativas que debe recibir el mensaje de rendición de cuentas del presidente Danilo Medina y las memorias de los ministerios.

“Denunciamos, con este acto, las constantes violaciones a la Constitución de la República y las leyes, la limitación de los derechos fundamentales de los ciudadanos, la permanente transgresión al principio de imparcialidad, equidad y transparencia del sistema electoral”, precisan los legisladores en una comunicación leída por Alfredo Pacheco, vocero de los diputados de oposición.

Afirman que la cúpula del Partido de la Liberación Dominicana y el Gobierno tienen amenazada nuestra democracia, tratando de mantenerse en el poder debilitando los órganos de control político y restringiendo la libertad de tránsito, de expresión y asociación de los ciudadanos por medio de favores interesados o la coacción judicial y policial.

Agregan que la acumulación gradual y sistemática de poderes cada vez más amplios permite que el partido oficial pueda instrumentalizar los poderes del Estado para desmantelar las normas e instituciones que permiten que las elecciones sean justas y libres.

Citan que el domingo 16 de febrero el pueblo dominicano se dispuso a acudir temprano y masivamente a las urnas; pero el fallo, claramente malicioso, de los equipos automatizados de votación impidió el legítimo derecho al ejercicio del voto a los ciudadanos. La Junta Central Electoral declaró la suspensión inmediata y total del proceso.

“La suspensión de las elecciones municipales nos coloca ante una situación excepcional que tiene comprometido el orden constitucional del país”, advierten.

Cuestionan que la Policía Nacional y el Ministerio Público, mediante un interrogatorio que incluyó torturas, pretendieron imputar la responsabilidad a un coronel y a un técnico con el único propósito de señalar falsamente como responsable del hecho al liderazgo opositor.

“La sociedad esperaba una investigación seria que identificara los verdaderos responsables y explicara las causas de lo sucedido; pero la clara manifestación del uso del poder coercitivo del Estado con el único fin de lograr ventajas electorales, frustró esa esperanza del pueblo.

“El derecho al voto conculcado y la manipulación de la retorcida investigación de los hechos provocó la justificada indignación ciudadana que mantiene a los jóvenes movilizados y a toda la sociedad protestando a golpe de cacerolas.

“Por estas razones y la reiterada repetición de las falsas soluciones a los más graves problemas del país, los legisladores de los partidos políticos de la oposición aquí presentes preferimos escuchar las voces de los jóvenes movilizados en defensa de la democracia y no escuchar al Presidente de la República justificando lo injustificable en la rendición de cuentas”, precisan.

“El pueblo dominicano siempre encontrará en nosotros los defensores incansables y leales del orden constitucional que permitirá una institucionalidad democrática respetuosa de la soberanía del pueblo dominicano”, concluye la declaración que tras leída dio paso al retiro de los legisladores.

1 Comentario

  1. Así mismo no vayan, que el pueblo les paga para que sean unos vagos y aprueben leyes que casi siempre lo perjudican.

¿Usted qué opina?