Se acabaron las botellas y tambalea la TV dominicana

Roberto Álvarez, el canciller que a partir del 16 de agosto asumirá el Ministerio de Relaciones Exteriores anunció que realizará una limpieza a la nómina del Servicio Exterior. Con personal nombrado desde los gobiernos de Hipólito y Leonel, en la Cancillería se gastan cada año más de 200 millones de pesos en personas que no trabajan.

Solamente en publicidad el gobierno dominicano gastaba cada año más de 3 mil millones de pesos, dinero que llegaba a emisoras, periódicos, páginas web, programas de quinta categoría y periodistas que a veces ni tenían un dominio registrado. Esto hará que cientos de espacios desaparezcan porque el nuevo gobierno no estará financiando estos proyectos en medio de una pandemia.

Tenemos el caso de Juan Ramón Gómez Díaz, quien ha suspendido parte de sus empleados sin sueldo ante la baja en los ingresos publicitarios, lo mismo ocurrió con periodistas despedidos en CDN, El Caribe, CTN y ahora me entero de que ocurrió lo mismo con los trabajadores de Antena Latina canal 7 donde el 70% de los empleados fueron suspendidos sin sueldo, tampoco se liquidan ni pretenden integrarlos.