10 razones para tomar cerveza

La cerveza es un popular brebaje creado con ingredientes naturales que por siglos ha sido consumido por distintas pobraciones del planeta. En las últimas décadas se ha hablado de cuán beneficiosa es para la salud del que la consume, y en cantidades moderadas pueden aprovecharse todas sus virtudes.

En un artículo publicado en El Salvador detallan algunas de las propiedades más destacables de esta bebida, cómo esta favorece a tu cuerpo mientras la disfrutas esporádicamente junto a tu familia, amigos o en pareja.

1. Ayuda a prevenir el estreñimiento

Muchas personas utilizan la cerveza como un laxante natural, está comprobado que ingerir un par de cervezas puede mejorar la fluidez intestinal. Esto se debe a que esta bebida tiene un alto porcentaje de agua en su composición, el sitio hogarmania.com señala que está conformada en un 93 % por el vital líquido. Esto la convierte en una bebida hidratante que ayuda a evitar el estreñimiento, incluso mejora la digestión e incremente el apetito gracias al lúpulo que contiene, ya que es un estimulante muy efectivo.

2. Es un diurético

Aunque es hidratante también tiene un efecto diurético, es decir, expulsa los líquidos del cuerpo; ayuda a eliminar la sal y el agua del cuerpo. La mayoría de ellos ayudan a que los riñones liberen más sodio en la orina. Esa constancia de ir al baño a orinar cuando se está bebiendo cerveza no solo es por el exceso de líquido que llega a la vejiga, sino también porque este brebaje es un diurético, posee una cantidad muy baja de sodio y alta en potasio. “Una de las soluciones frente a la deshidratación es beber sorbos de agua aunque ya tomemos más cerveza. Se trata de complementar ambas bebidas”, recalca drinksco.es.

3. Es antioxidante

Tomar cerveza también puede aumentar la capacidad antioxidante del organismo, así lo asegura un estudio de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) retomado por cuatro.com. “La mayor protección antioxidante encontrada en los consumidores de cerveza se atribuye a la acción antioxidante que procede del lúpulo y de la malta”, detalla el informe. Los antioxidantes naturales protegen contra enfermedades cardiovasculares, dicho beneficio lo retomamos a continuación.

4. Evita problemas cardíacos

La web hogarmania.com destaca que la cerveza posee un alto contenido de vitamina B6, la cual es excelente para prevenir problemas cardíacos. “Contribuye al incremento de HDL-c o colesterol bueno, sobre todo en el caso de las mujeres. Gracias a su efecto anticoagulante de la sangre ayuda a prevenir la obstrucción de las arterias coronarias, trombos y derrames cerebrales”, detalla dicho sitio.

5. Posee todas las propiedades del lúpulo

El lúpulo es la base de diferentes medicamentos, según la Biblioteca Nacional de Medicina de los EE. UU., entre los usos más comunes que se le da a esta planta está su ingesta para tratar la ansiedad, controla los trastornos del sueño, la inquietud, la tensión, la excitación, el déficit de atención con hiperactividad (TDAH) y síntomas menopáusicos. Aunque no hay un estudio científico que compruebe al pie de la letra todas estas propiedades, son millones de personas las que recurren a la ingesta de una cerveza cuando se presenta uno de estos problemas, obteniendo resultados positivos.

6. Ayuda a bajar el colesterol

A algunas cervezas también se les añaden otros ingredientes que pueden favorecer a la salud del que las consume. Cereales como espelta, trigo e incluso las frutas contribuyen; la cebada contiene beta-glucanos, un tipo de fibra soluble que ayuda a reducir los niveles de colesterol.

7. Fortalece los huesos

Muchos desconocen que la cerveza posee ingredientes como el silicio, elemento que “fortalece la densidad ósea y evita la pérdida del hueso, o los fitoestrógenos, asociados a la mejora de los síntomas de la menopausia y la prevención de la osteoporosis (…) puede reducir el riesgo de fracturas”, según detalla cuidateplus.marca.com. El silicio comienza a perderse desde los 35 años debido a la reducción de su consumo, el cual puede incrementarse a través de la cerveza, que a su vez mejora el cabello, la piel, uñas, huesos frágiles y dientes sensibles.

8. Posee la magia del Xanthohumol

Presente en el lúpulo, el xanthohumol es el ingrediente que le proporciona el particular sabor y aroma a la cerveza. En los últimos años se han realizado muchos estudios, entre ellos uno hechos por la la Universidad Estatal de Oregon (Estados Unidos) que concluyen el posible efecto preventivo del xanthohumol frente al cáncer de próstata. Este elemento también favorece a la salud cerebral, está conectado con las funciones cognitivas del cerebro.

9. Previene la diabetes

Contrario a lo que se pensaba años atrás, un consumo moderado de cerveza puede ayudar a prevenir y controlar la diabetes. El portal cuidateplus.marca.com explica que la benéfica teoría se confirmó en la investigación titulada “Efecto preventivo y protector del consumo moderado de cerveza en la diabetes mellitus” elaborada por la Sociedad Española de Diabetes. “Componentes de la cerveza como la fibra soluble, los compuestos polifenólicos, los minerales y la baja graduación alcohólica actúan sobre los mecanismos y procesos que desencadenan la diabetes y sus complicaciones; siempre que su consumo sea moderado”, detalla.

10. Alto nivel de nutrientes

La cerveza es una fuente importante de nutrientes, sobre todo de minerales y vitaminas, “que pueden variar en proporción y cantidad dependiendo, precisamente, de la calidad del agua con la que se elabora la cerveza”, según bonviveur.es. El sitio añade que varios estudios han dejado claro que una cerveza puede llegar a aportar alrededor del 3 % de la cantidad recomendada diaria de vitamina B12, “un componente esencial para el funcionamiento del sistema nervioso, el cerebro y la regeneración de células”.