Fundación Oviedo reanuda jornadas oftalmológicas gratuitas

la Fundación Oviedo retomó desde el pasado viernes 11 de septiembre las jornadas oftalmológicas que viene realizando desde hace más de dos décadas en todas las sucursales a nivel nacional, recibiendo en sus instalaciones en esta ocasión a unas de 113 personas que salieron beneficiadas con la consulta oftalmológica, lentes y medicamentos totalmente gratis.

La jornada se realizó bajo estrictas medidas de seguridad y distanciamiento social para preservar la seguridad de todos los colaboradores y pacientes que desde tempranas horas de la mañana se apersonaron al lugar, donde obtuvieron toda la asistencia necesaria para cuidar de la salud de sus ojos y, a la par, tener una mejor calidad de vida.

De igual manera, estas jornadas tienen como propósito ir más allá y dar seguimiento a pacientes que tienen alguna patología de mayor envergadura, los cuales agotarán un proceso más profundo con la Fundación y el cuerpo médico del Departamento de Oftalmología de Óptica Oviedo.

Josepth Raymond, gerente nacional de la empresa, aseguró que a partir de ahora se retomarían las jornadas con la frecuencia acostumbrada antes de vernos afectados por la pandemia, con la intención de seguir ayudando al pueblo dominicano.

Por otro lado, los beneficiados se mostraron agradecidos por las atenciones recibidas de parte de todo el equipo de Fundación y Óptica Oviedo, así como también de marcas colaboradoras como Laboratorio Geferca y Sigma Alimentos y Bebidas.

Sobre Fundación Oviedo

Fundación Oviedo surgió hace más de 30 años de la mano de la empresa Óptica Oviedo, desde donde se canalizaron muchas casos de ayuda inicialmente referentes a la salud visual, luego de que su presidente el Dr. Juan Oviedo, denotara que la mayoría de las personas que se acercaban a obtener el servicio de la salud visual, tenían problemas económicos que les permitía cuidar de su salud visual.

A raíz de esto, su sensibilidad se vio tocada al encontrarse con gente que no tenían qué comer, ni pasaje de vuelta a sus hogares, y por lo general no podían costear por completo sus lentes. Esto hizo que se comenzarán a trabajar casos de ayuda de manera informal, lo que dio cabida a que años más tarde se formalizara la fundación como tal, beneficiando a niños, jóvenes, adultos y envejecientes de escasos recursos económicos.