Anabell Alberto anuncia que está embarazada

Santo Domingo. Pese a decir en varias oportunidades que nunca en su vida estaba en sus planes casarse y mucho menos tener un hijo, la comunicadora Anabell Alberto, sorprendió hoy a sus seguidores en la red social de Instagram, donde anuncia que junto a su pareja, que se encuentra embarazada.

Anabell expresó desde (Instagram) en su breve texto que solo Dios cambia las mentes y los corazones.

“Solo Dios cambia mentes y corazones! Agradecidos de tener a Cristo como Señor y Salvador de nuestras vidas y felices de ver su voluntad en una oración contestada. Seremos padres este año con el favor de Dios. “

Se recuerda que en declaraciones al periódico Hoy en el año 2012 Anabell había manifestado lo siguiente:

“Yo sé lo que quiero y dentro de mis planes no está casarme, ni tener hijos. No seré un maniquí de la sociedad, que te presiona para actuar como el común, así de claro plantea Anabell Alberto, una mujer que rompe los cánones establecidos, su perspectiva de vida.

La presentadora de televisión cree en el amor, más no en un documento que determine si puedes vivir o no con una persona. Y aunque es sumamente reservada con su vida privada, reconoció que tiene pareja y que prefiere la unión libre. ”

Tengo una mente muy europea, soy open mind. Creo que puedes mudarte con la persona que consideres, el tiempo necesario. El matrimonio es un contrato que firmas de mutuo acuerdo y que puede romperse en cualquier momento, precisó.

Los hijos. La también abogada defendió cual si estuviera en un estrado su criterio respecto a los hijos.

No me veo con hijos. Eso del instinto materno es algo que se han inventado.

La locutora dijo que disfrutará los hijos que tengan su hermana o sus amigas, así de simple.

Todo ese parecer de Anabell -y el hecho de sostenerlo públicamente- le costó su expulsión de la iglesia Más que vencedores.

Un día me hicieron una entrevista, yo dije que me congregaba en una iglesia donde no iba con algunos de sus preceptos como, por ejemplo, que el hombre debía ser la cabeza del hogar, que tienes que casarte y tener hijos. Por esas declaraciones la pastora me reclamó. Me dijo que debí quedarme callada y me recomendó que no volviera a la iglesia. Yo entendí que sencillamente me botaron?.