Técnicos cinematográficos dominicanos secuestrados en Haití son hermanos

Los raptores aún no han pedido rescate por los hermanos Campusano Felez

Los dos técnicos cinematográficos dominicanos secuestrados en Haití por un grupo fuertemente armado que los interceptó para asaltarlos fueron identificados como los hermanos Michael Enrique Campusano Féliz y Antonio Gerer Campusano Féliz.

El grupo fue subcontratado por una empresa haitiana para trabajar  la parte de iluminación y cámaras de una producción francesa que se rueda en el vecino país.

Los técnicos se movían en una caravana junto al equipo de producción saliendo de Jacmel hacia Puerto Príncipe, cuando fueron interceptados por dos vehículos en los que se trasladaban personas portando armas largas, según narró a EL DÍA un miembro del equipo que no ha querido identificar por temor.

Los asaltantes  interceptaron la caravana y neutralizaron a la seguridad que acompañaba al equipo cinematográfico en el que iban personas de varias nacionales, incluyendo haitianos, franceses y colombianos.

Se robaron el camión en el que había equipo de iluminación y una planta, llevándose secuestrado a los hermanos Campusano Féliz que estaban en el vehículo con los equipos.

La Directora General de Cine (DIGECINE), Marianna Vargas, confirmó a EL DÍA que fue contactada poco después de ocurrido el suceso y a su vez se lo comunicó al Ministerio de Relaciones Exteriores que tiene a su cargo el caso.

Una fuente explicó a EL DÍA que la empresa haitiana que le está dando servicios a la productora Francesa contactó a la empresa dominicana Mira Vista Film para que le diera servicios.

El equipo dominicano está conformado por unos diez técnicos que trabajan en la iluminación y cámaras para la producción francesa que está terminando una película y empezaba a grabar la segunda parte.

Al momento del asalto se estaba grabando en Jacmel y cuando terminaron se estaban moviendo hacia Puerto Príncipe.

Los dominicanos se han quedado recluidos en su hotel atemorizados por la situación presentada.

Hasta el momento los raptores no han hecho contactos con nadie del equipo para pedir rescate, mientras que la Cancillería ha estado en contacto con las autoridades haitianas durante toda la mañana del domingo.