Escritores recuerdan con admiración, respeto y sentido duelo, a Marcio Veloz

Maggiolo es un patrimonio nacional literario y científico, que destacó por la generosidad y solidaridad con sus compañeros de oficio, que resalta por lo extraño y valioso de ese proceder.

Todas las muertes de un ser apreciado familiar y socialmente, duelen. Todas. Pero algunas marcan un país y su gente más sensible. Algunas despedidas desbordan el sentido de pena y luto a sus familiares directos, esos que convivieron con la persona fallecida.

Por la trascendencia de su obra, Marcio Veloz era un patrimonio nacional literario y científico, a lo cual sumaba un temperamento afable y una actitud de generosidad y solidaridad con sus compañeros de oficio, que resalta por lo extraño y valioso de ese proceder.

La partida física de Marcio Veloz Maggiolo que sigue siendo lamentada en el ánimo y espíritu de escritores, gestores de cultura y exponentes del mundo cultural y el Ministerio de Cultura.

Carmen Heredia, Ministra de Cultura, en un mensaje sentido y personalizado, alejado del discurso protocolar, dice:

“La patria está de luto. Hemos perdido a un gran intelectual, a Marcio Veloz Maggiolo, quien, entre otras facetas, fue hombre de ciencias, investigador, antropólogo, periodista cultural y catedrático; es decir, una verdadera figura renacentista. Te has marchado físicamente, pero tu legado, tu huella, quedará para siempre a través de tus libros. Descansa en paz”.

José Mármol, Premio Nacional de Literatura 2013:

“La partida definitiva de Marcio Veloz Maggiolo representa una muy sensible pérdida para las letras y el quehacer científico y humanístico en nuestra cultura. Tuvimos en él al más relevante de nuestros escritores actuales, por su vasta y diversa producción y por su incidencia en las esferas literaria, periodística, arqueológica y antropológica internacionales, con traducciones a múltiples lenguas modernas e importantes galardones, incluyendo el Premio Nacional de Literatura 1996. Se destacó además como académico y diplomático. Pero Marcio fue, para mi persona y mi generación, en la dimensión humana, sobre todo, un extraordinario maestro y un dilecto amigo, con una humildad a toda prueba y un singular don de gentes. Perdemos hoy al referente por excelencia de nuestra literatura del siglo XXI”.

Entérate más:  China lamenta la "obstrucción" de EEUU a declaración sobre crisis israelo-palestina

Rafael Peralta Romero, escritor, poeta, director de la Biblioteca Nacional:

“Una partida como esta no pone final a la obra literaria de un creador que ha de seguir siendo fuente de inspiración y deleite literario. La Biblioteca Nacional Pedro Henríquez Ureña hará lo posible por validar su memoria y lograr que las nuevas generaciones descubran lo que literariamente este artista de la palabra escrita, fue capaz de hacer”.
Luis Martin Gómez, narrador, gestor cultural histórico:

“Lo que representa la partida de Marcio Veloz Maggiolo, no es posible describirlo con palabras por muy experimentados que seamos quienes escribimos. Se ha marchado un ser humano excepcional, que fue un parteaguas en la literatura contemporánea. La suya es una impronta que marca la historia y el desarrollo de la literatura y la ciencia. Un ser extraordinario”

Asociación de Escritores Dominicanos en España:

“La literatura nacional pierde la presencia física de uno de sus exponentes las creativos, consistentes y diversos. Se nos ha ido uno de los grandes, uno de nuestros más excelsos escritores, ¡¡Hasta siempre, Maestro! Los escritores no mueren nunca. Viven en cada una de sus narraciones, de sus giros poéticos o de drama. Reviven en la emoción que toca la piel cada vez que son leídos y descubiertos en su valor. ¡Te recordaremos, te seguiremos leyendo, conversando contigo!”.

Entérate más:  El alza de la violencia en Nueva York agita la campaña por la alcaldía

Ángela Hernández, quien ayer sábado se había manifestado, produce un nuevo texto luctuoso:

“Marcio fue entrañable amigo de sus amigos y amigas. Jovial, generoso, de excepcionales talentos y con una mirada en la que inmensidad y detalle se conciliaban para producir luz. En sus últimas novelas se advertía la exploración de territorios infinitos. Los del espíritu y los nexos perennes, que llamamos “misterios. Por mucho tiempo, sentiremos que nos falta alguien fundamental en todo lo que emprendamos en cultura. Debería leerse un fragmento de su obra en todas las escuelas y universidades, a una hora convenida”.
Salvador Pérez Martínez, actor, director teatral:

“Perdemos otro monumento patrimonial humano ¡Que DIOS se apiade de todos los que aún respiramos!”.

Marivell Contreras, poeta, narradora, gestora literaria:

“La fuerza de una mirada. La certeza de una pluma con la que se reescribió parte importante de la arqueología emocional y monumental del pueblo dominicano. Don Marcio, en silencio construyó una de las bibliografías más importantes del país y sobre el país. No nos deja vacíos hay muchos lugares donde encontrarlo y es dentro de nosotros mismos si somos capaces de amar quienes somos y todos los valores arquitectónicos, sociológicos y culturales donde reposa la dominicanidad. Misión cumplida Don Marcio, que nuestra querida Norma y Dios lo reciban como merece un ser de su estatura y dignidad”.

Entérate más:  Ciego admite fraude y que le ofrecieron 800 mil pesos

Coralis Ramírez, gestora cultural, fundadora de la Poesía Coreada de la UASD y influencer literaria:

“¡Ah, la vida! Lauros merecidos por justicia a Manuel Mora Serrano y flores azules y eternas para el escritor dominicano de mayor consistencia, trascendencia y versatilidad creativa”.