La Lotería Nacional hace años estaba recibiendo denuncias de que en distintos sorteos personas acudían de forma masiva y con un extraño modus operandi a comprar “palés” como si los números hubiesen sido predichos.

La actual administración tiene pruebas de que anteriores autoridades recibieron información relevante que debió promover una investigación, pero no fue así. En esta ocasión el sorteo del pasado primero de mayo advirtió un escándalo, la diferencia es que la denuncia no fue engavetada.

La cámara de seguridad marcaba las 4:30 de la tarde cuando un hombre de generales desconocidas llega a una banca de apuestas del Ensanche La Fe, pide todo lo disponible del número 13 y aunque es la  primera vez que visita el negocio juega la extraña cifra de 8000 pesos. Agrega un poco de teatro a la escena arrodillándose y poniendo a Dios su jugada.

El sábado primero de mayo, era el feriado del Día del Trabajador, en un día festivo comúnmente bajan las ventas en las bancas de loterías, pero ese preciso día parece no haber sido coincidencia que la venta del número 13 se disparó en todas las bancas de apuestas de la capital.

Lo de que no era coincidencia se establece sobre la base de que personas iban pidiendo todo lo que hubiese disponible del número 13, parecían estar “orejeado” como se dice de calle. Un fenómeno que según los banqueros venía dándose hace un tiempo.

Indica CDN que en un documento del 16 de diciembre del 2019 dirigido al administrativo general de la Lotería de ese entonces FENABANCA, reclamó que se asuma la grabación diaria de los sorteos debido a que manejaban información sospechosa.

Entérate más:  Así aumentó el patrimonio de Víctor Díaz Rúa según el MP

En otra comunicación del 13 de enero del 2020, FENABANCA recordó a Miguel Mercedes que llevaba 5 meses procurando una reunión para presentar información importante, pero la reunión no fue concedida.

En un amplio reportaje de la periodista Adís Burgos en su espacio Desclasificado mostró como se articuló en la Lotería Nacional un fraude que permitía a delincuentes “comprar la suerte”.

El Día del Trabajador, la Lotería Nacional como de costumbre realizaba su segunda rifa. El salón de sorteos se encontraba con los testigos de siempre cuando a las x de la noche en el sorteo de la lotería nacional los jugadores del número 13 cantaron victoria.

William Doble Play es un banquero para quien la venta del número 13 en sus bancas había sido más que sospechosa, “al día siguiente tres personas distintas fueron a la banca a cobrar el ticket del extraño que jugó los 8000 pesos, había ganado 500 mil pesos, pero pese a la sospecha debía pagar para mantener el prestigio de la empresa”.

¿Cómo se produjo el fraude? El ciego Miguel Arsenio Mejía introduce su mano derecha en la tómbola y remueve los bolos, enseña sus manos vacías a la cámara y reintroduce su mano derecha para tomar el bolo que deberá contener el número del primer premio, pero la forma en que está colocada la mano impide la verificación de si fue retirado o no el bolo de la tómbola. La mano de la presentadora Valentina Rosario es colocada de forma que no puede captarse la entrega del bolo.

Entérate más:  DGA incinera contrabando de 34 millones de unidades de cigarrillos

El pase del bolo de manos del no vidente Miguel Arsenio Mejía a manos de la presentadora Valentina Rosario Cruz violó todos los protocolos de seguridad. Ambos son empleados de más de 10 años de la lotería, por lo que conocen las reglas del juego por repetición, disciplina o aburrimiento.

La Administración de la Lotería Nacional inició una investigación y marcó un récord histórico asumiendo públicamente la existencia de un  fraude, sometió a la justicia Miguel Arcenio Mejía Rodríguez y Valentina Rosario Cruz quienes son acusados de ser los rostros visibles de un fraude que envuelve a decenas de personas.

¿Cómo operaban? Una vez establecido el número que debía salir en la lotería, miembros de la red enviaban sus peones a comprar sin límite a distintas bancas de apuestas. Una vez salía el número contaban con recogedores que iban banca por banca recibiendo los premios. El DNI maneja una larga lista de recogedores, uno de ellos se desplazaba el 3 de Mayo por distintas bancas a bordo de este jeep Mitsubishi color gris placa G287979.

Muchos negocios de estafa se han tejido alrededor de las loterías.  Engañadores que literalmente se han hecho millonarios vendiendo falsos sueños sobre la base de supuestamente conocer qué números serán sorteados en la lotería.  El escándalo destapado con el sorteo del 1 de Mayo en la lotería nacional nos llevó a profundizar sobre el fenómeno.

Entérate más:  Precios del petróleo se estancan

La cuenta de Instagram “Juan Triplata” se dedica a la venta de números que asegura saldrán en la lotería y su fama en los últimos meses ha corrido como pólvora. Su última publicación fue el 29 de Abril, un día que explotara el escándalo en la lotería.   Prometía pales perfectos. Su fama se ha expandido tanto a nivel local como en EEUU, en frecuentes publicaciones alardea de cómo acertaba con los números supuestamente predichos.

A través de un infiltrado conversamos con Juan Triplata, su mensaje de respuesta el 29 de abril de este año, un día antes del sorteo señalado como fraude es el siguiente: “Es un placer que nos contacte, tengo personal que trabaja directamente infiltrado en la Lotería Nacional dominicana garantizando nuestros números al 100%, ya que solo damos números que está confirmados.

El método que usamos la persona debe despojarse algo así sea una pequeña inscripción la cual nos haría llegar para poder funcionar el método numerologo que utilizamos. Trabajamos y tenemos una extensión directamente con Europa, USA y RD.  Sigue explicando que la tarifa para EEUU es VIP Gold a un costo de 300 dólares y con esa ganaría la tripleta perfecta o VIP full con la cual conseguirá un pale perfecto para el mismo día que se inscriba”.