Dos pacientes murieron de la variante Delta del covid-19 en Francia en el Gers (suroeste), los dos primeros casos de contaminación por esta variante en este departamento, dijeron las autoridades sanitarias locales, que anunciaron “un plan de acción inmediato” para “evitar un brote epidémico”.

Estas dos personas de 42 y 60 años, que no estaban vacunadas y cuyo estado de salud estaba “marcado por factores de riesgo”, murieron en el Centro Hospitalario de Auch, informó la Agencia Regional de Salud (ARS) de Occitania a la AFP.

En la región de Gers se han identificado otros siete posibles casos de la variante Delta.

“Varias otras sospechas de casos están actualmente en curso de investigación médica”, añade. “El virus no se detiene en las fronteras departamentales”, destaca la ARS, recordando que el departamento de las Landas, vecino de Gers, “experimenta una progresión importante del número de personas infectadas por esta variante”.

En este contexto, “se movilizan todos los recursos para reforzar los medios de acción y evitar una reanudación epidémica”, continúa la ARS, y llama a la población a participar “masivamente en las operaciones de detección y de vacunación”.

Entérate más:  Abinader juramenta 393 nuevas cooperativas creadas en solo cinco meses

La variante Delta del coronavirus, más contagiosa, representa ahora “entre el 9 y 10%” de los nuevos casos positivos en Francia, en fuerte progresión con relación a la semana pasada, había indicado el miércoles el portavoz del gobierno Gabriel Attal.

Responsable de una importante reanudación epidémica en el Reino Unido desde hace algunas semanas, esta variante podría provocar un rebote a gran escala este verano boreal si no se hace nada para contrarrestarla precozmente, advierten especialistas y autoridades sanitarias.