Santo Domingo. La Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente del Distrito Nacional impuso presentación periódica y garantía económica de cinco mil pesos a Jenni Michell Pimentel Molina, imputada de entrar sin autorización a una propiedad donde reside el cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez.

El juez Juan Francisco Rodríguez Consoró acogió parcialmente la solicitud de la Fiscalía del Distrito Nacional, que luego de evaluar la medida de coerción más idónea entendió que la mujer no presenta peligro de fuga y pidió las medidas establecidas en el artículo 226, incisos 1 y 4, del Código Procesal Penal.

Según el expediente acusatorio, preparado por la fiscal Topacio Suero, encargada de la Fiscalía Comunitaria Carretera Sánchez, el hecho sucedió mientras Manuel Antonio Ruiz De La Rosa, quien es sacerdote y además apoderado especial para representar a monseñor Nicolás de Jesús López Rodríguez, arzobispo emérito de Santo Domingo, hacía sus oraciones matutinas acompañado de otras personas y fue advertido por un miembro de la seguridad de la vivienda de que había una persona escondida en la azotea de la casa.

Entérate más:  Las autoridades incineran 1,200 kilos de distintas drogas

El fiscal litigante, Luis Arias, explicó en el tribunal que a este hecho el Ministerio Público otorga la calificación jurídica de violación al artículo 01 de la ley 5869, que castiga a las personas que sin permiso del dueño se introduzcan en propiedades inmobiliarias.