Para Lionel Messi no existe la privacidad del anonimato, ni siquiera Estados Unidos en donde tuvo complicaciones para salir de un restaurante de Miami.

El capitán argentino desató la locura entre las personas que lo esperaban a las afueras del inmueble quienes buscaban una fotografía con el multicampeón, pero tuvo que ser ayudado por la seguridad para que lograra salir del momento.

Messi se encuentra en la playas del destino turístico intentando pasar unas vacaciones en tranquilidad en compañía de su familia, pero la fama no le ha permitido pasar desapercibido.

A través de redes sociales se viralizó el momento en que el argentino salia del Café Ragazzi, en la zona de Surfside, cuando las personas que se encontraban cerca del lugar se percataron de su presencia y buscaron obtener una foto.

Entérate más:  Tifón amenaza competencias en Tokio