SídneyAustralia. Una mujer australiana dijo sentirse “bendecida” luego de que su hijo de tres años y autista fue encontrado con vida sacando agua lodosa de una quebrada en un terreno del interior, después de tres días de búsqueda que estremecieron al país.

La policía envió un helicóptero equipado con cámaras térmicas pero no logró captar al niño en las primeras horas después de que se reportó su desaparición, la mañana del viernes en la remota propiedad de su familia en el estado de Nueva Gales del Sur, 150 km al noroeste de Sídney.

Rescatistas y policías, incluyendo algunos a caballo, buscaron a lo largo del fin de semana antes de finalmente detectar al niño, AK Elfalak, durante un barrido por la zona con un helicóptero este lunes.

“Él está con nosotros, está a salvo y bien y con salud. Eso es lo que importa”, dijo su madre Kelly Elfalak este martes a periodistas de televisión, desde la casa familiar en el poblado de Putty.

Entérate más:  Dianabel Gómez afirma es inocente

“Quiero darle gracias a todos, me siento tan bendecida”, agregó.

AJ presentaba algunos rasguños y moretones, dijo la madre. “Fuera de eso, está perfecto”, agregó.

La policía explicó que la densidad del terreno complicó la búsqueda del niño, quien fue encontrado a algunos cientos de metros de su casa.

“El jovencito estaba sentado en una pequeña quebrada y bebía agua. Lo pudieron ver el piloto y los tripulante”, dijo a periodistas el superintendente de la policía de Nueva Gales del Sur, Brad Monk.

Imágenes de video tomadas desde el helicóptero policial mostraron al niño sentado en un pozo de agua turbia en una quebrada, usando sus manos para llevar agua a su boca.

La búsqueda del niño, quien según la policía es autista y no habla, fue la principal noticia en Australia los últimos días.

“Qué alivio, no puedo imaginar lo traumática que fue esta experiencia para AJ y sus padres”, dijo el primer ministro Scott Morrison en Twitter.

Entérate más:  Ministerio de Trabajo invita a jornadas de empleos en San Francisco de Macorís y Santiago