San Francisco, Estados Unidos. El estado de Texas declaró  ilegal que las redes sociales eliminen cuentas de usuarios “simplemente debido a sus posturas políticas”.

Sectores conservadores han acusado a Facebook, Twitter y otros gigantes de las redes sociales de reprimir sus voces sin proporcionar pruebas que respalden los reclamos.

Las plataformas de redes sociales se han defendido constantemente de esas acusaciones.

El expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, fue expulsado de Facebook y Twitter después de que un grupo atacara el Capitolio en enero, en un intento por evitar que su sucesor, elegido legítimamente, asumiera el cargo.

Hubo muertos durante el ataque y existía la preocupación de que Trump usara las redes sociales para incitar más violencia.

“Las redes sociales se han convertido en nuestra plaza pública moderna”, dijo el gobernador de Texas, Greg Abbott, después de promulgar el proyecto de ley este jueves.

“Son un lugar para un debate público saludable donde la información debería poder fluir libremente, pero hay un movimiento peligroso de las compañías de redes sociales para silenciar puntos de vista e ideas conservadoras”.

Entérate más:  Diputada Betty Gerónimo recomienda a niños y jóvenes a estudiar

La ley prohíbe que las plataformas con más de 50 millones de usuarios eliminen o remuevan personas basándose en sus posturas políticas.

Se esperaba que la ley entrara en conflicto con derechos constitucionales de las empresas privadas a la hora de decidir qué se expresa en sus plataformas.

“Este proyecto de ley abandona valores conservadores, viola la Primera Enmienda y obliga a los sitios web a alojar contenido obsceno, antisemita, racista, de odio, en resumen: contenido horrible”, advirtió Steve DelBianco, presidente de la asociación NetChoice.

“La moderación de las publicaciones de los usuarios es fundamental para mantener la seguridad en la red para las familias de Texas, pero este proyecto de ley pondría al gobierno de Texas a cargo de las políticas de contenido”.