El polémico caricaturista sueco Lars Vilks, que en 2007 dibujó la cabeza del profeta Mahoma con el cuerpo de un perro, murió en un accidente de tránsito este domingo.

Se reportó que Vilks viajaba en un vehículo civil de la policía que chocó con un camión cerca de la ciudad de Markaryd, en el sur de Suecia.



También murieron dos policías y el conductor del camión resultó herido.

El artista de 75 años había estado viviendo bajo protección policial después de haber sido objeto de amenazas de muerte por la caricatura.



La ilustración en cuestión ofendió a muchos musulmanes que consideran blasfemia cualquier representación visual del profeta.



Ocurrió un año después de que un periódico danés publicara varias caricaturas de Mahoma.

Un comunicado de la policía indica que aún no se ha esclarecido cómo ocurrió la colisión, pero que en un principio no hay nada que sugiera que hubiera alguien más involucrado.

Lars Vilks recibió en 2015 la medalla al valor en Dinamarca. Esta foto es del reconocimiento que le otorgó en esa ocasión la Sociedad Danesa de Libertad de Prensa.

«Se está investigando como cualquier otro accidente de tránsito. Debido a que hay dos policías involucrados, se ha asignado una investigación a una sección especial de la fiscalía», le dijo un portavoz de la policía a la agencia de noticias AFP, agregando que no había nada que despertara sospechas.

«Velocidad increíble»

El automóvil de la policía en el que iba Vilks viajaba a gran velocidad, según informes de los medios locales.

Un testigo le dijo al periódico sueco Aftonbladet que parecía haber perdido el control y que se acercó, a gran velocidad, a su lado de la autopista.

El camión que venía de frente no tuvo tiempo de virar y chocaron, lo que generó un fuerte estruendo a una «velocidad increíble», añadió.

Un gran incendio se desató después del accidente y varias unidades de emergencia acudieron al lugar.

Vilks acaparó los titulares de la prensa en varias partes del mundo después de que su caricatura de 2007 causara indignación, lo que llevó al entonces primer ministro Fredrik Reinfeldt a reunirse con embajadores de 22 países musulmanes en un intento por calmar la situación.

Poco después, Al Qaeda en Irak ofreció una recompensa de US$100.000 a quien lo matara.

En 2015, Vilks asistió a un debate sobre la libertad de expresión que fue blanco de un ataque con armas de fuego en Copenhague. Dijo que probablemente era él el objetivo del ataque, en el que murió el director de cine Finn Norgaard, de 55 años.

Aunque se hizo famoso por su caricatura de Mahoma, Vilks era un artista y activista que a menudo trabajaba con pintura o creaba instalaciones.

Una de sus creaciones fue una escultura hecha de madera flotante en una reserva natural en el sur de Suecia que erigió sin permiso y que desencadenó una larga batalla legal.

BBC