Luego de dos años de prohibición, las mujeres iraníes fueron autorizadas a acudir al estadio de Teherán para apoyar a su selección nacional masculina, que se enfrentará a Corea del Sur el 12 de octubre, en partido de clasificación para el Mundial-2022.

«La presencia de mujeres fue autorizada para el partido entre las selecciones nacionales de fútbol de Irán y de Corea del Sur», indicó el domingo el Club de Jóvenes Periodistas (YJC), agencia ligada a la televisión estatal.



Una de las pocas veces en que las mujeres pudieron asistir a un partido en el estadio Azadi de Teherán se remonta a octubre de 2019, cuando la selección masculina de Irán se enfrentó a Camboya en partido de clasificación al Mundial-2022.

Después de la Revolución Islámica de 1979, las iraníes se vieron privadas del acceso a los estadios, oficialmente para protegerlas de los modos poco educados de los hombres.



La FIFA presionaba desde hace años para que Irán abriese los estadios a las mujeres, pero hasta 2019 Teherán sólo autorizó en escasas ocasiones la presencia de un número limitado de espectadoras (como máximo un millar de aficionadas en noviembre 2018) y para determinados partidos.

Entérate más:  Ocupan 978 paquetes de cocaína en Puerto Caucedo