El Politécnico Francisco Alberto Caamaño Deñó, ubicado en Buena Vista Primera de Villa Mella, no ha iniciado docencia presencial por la falta de personal de apoyo para higienizar el centro educativo.

Con una matrícula de más de 800 estudiantes no se ha podido impartir ni una clase presencial ni semipresencial y las autoridades del plantel todavía no tienen una posible fecha para que los estudiantes regresen a las aulas.



Maximiliano Hernández, padre de dos hijos, manifestó su preocupación por la situación pues considera que las autoridades del Ministerio de Educación tienen que resolver el problema porque los estudiantes están atrasados en el calendario escolar.

“Este problema en lo personal me tiene muy preocupado, puesto que los hijos mis están ya más que atrasado con el año que paso que no aprendieron nada y a eso se le suma el encierro que siguen sufriendo cosa que afectó a uno de ellos”, expresó Hernández.

Desiree Elena, cuyos hijos también estudian en el centro educativo, afirma que la explicación que se les ha dado es que hay 15 personas nombradas como personal de apoyo (conserjes, jardineros, porteros) y solo acuden dos.



Agregó que el director del politécnico, José Bussi Sepúlveda, solo les informó del problema el pasado 2 de septiembre y hasta la fecha los estudiantes no han podido tomar docencia presencial, esperando que el Minerd resuelva con el personal de apoyo.

Un grupo de alumnos del nivel secundario le propuso a las autoridades del centro que ellos asumirán la limpieza del plantel hasta tanto se resuelva el problema del personal de apoyo y así posibilitar las clases presenciales.

“Nosotros tenemos esta propuesta, que hacemos extensivas a otros cursos de manera opcional porque sí todos nos unimos podemos hacer esto más fácil y comenzar las clases presenciales. Espero que nos puedan prestar atención y por lo menos tomar en cuenta la idea, gracias por su atención”, expresa la carta de los estudiantes al director de la escuela.