El Departamento de Justicia de Estados Unidos advirtió el jueves a las empresas que no aprovechen las interrupciones en la cadena de suministro causadas por la pandemia de covid-19 para manipular precios.

«Las disrupciones temporales de las cadenas de abastecimiento no deberían servir para conductas ilegales,», dijo el Fiscal General Asistente, Jonathan Kanter en un comunicado.



«La División Antitrust no admitirá que las compañías coludan para cobrar de más a los consumidores con la excusa de las interrupciones en las cadenas de suministro», dijo Kanter. 

Luis Quesada, integrante de una división especializada del FBI, dijo que las alteraciones en el abastecimiento «dieron a criminales la oportunidad de acomodar precios y cobrar de más».



«El FBI y nuestros organismos de seguridad asociados seguirán colaborando e investigando estrategias que violan nuestras leyes antimonopolio y asfixian nuestra recuperación económica».

El Departamento de Justicia no identificó ninguna industria específica pero advirtió que las disrupciones en los suministros han impactado en varios sectores, desde la agricultora hasta la atención médica.

El departamento de Justicia también dijo que formó un grupo de trabajo que examinará los problemas de las cadenas mundiales de abastecimiento junto a los gobiernos de Australia, Gran Bretaña, Canadá y Nueva Zelanda.