Estambul, Turquía . Las delegaciones de Rusia y Ucrania se reunirán en la ciudad turca de Estambul para una nueva ronda de negociaciones cara a cara, anunció la presidencia turca en un comunicado el domingo.

Durante una conversación telefónica mantenida el domingo por la noche, «el presidente [turco, Recep Tayyip] Erdogan y el jefe de Estado ruso [Vladimir] Putin acordaron celebrar la próxima ronda de negociaciones entre las delegaciones rusa y ucraniana en Estambul», dijo la presidencia turca.



Los dos jefes de Estado discutieron el proceso de negociación y Erdogan dijo a su homólogo ruso que Turquía estaba dispuesta a hacer «cualquier contribución necesaria» para establecer un alto el fuego en Ucrania y «mejorar la condición humanitaria en la región».

Un poco antes, uno de los negociadores ucranianos, David Arakhamia, había anunciado que se celebraría una nueva ronda de lunes al miércoles en Turquía, sin especificar el lugar.



El negociador jefe de la parte rusa, Vladimir Medinsky, citado por las agencias rusas, había dicho que tendría lugar el martes y el miércoles.

Entérate más:  ¡No olvides tu paraguas! Meteorología prevé continuarán aguaceros

La presidencia turca no precisó la fecha exacta de la reunión y no estaba claro qué se iba a discutir exactamente.

El 10 de marzo ya se celebró en Turquía, en Antalya, una sesión de negociación ruso-ucraniana a nivel de ministros de Exteriores, sin que se produjera ningún avance concreto.

Desde entonces, las conversaciones han continuado por videoconferencia, lo que ambas partes consideran «difícil».

«El proceso de negociación es muy difícil», dijo el viernes el jefe de la diplomacia ucraniana, Dmytro Kuleba, negado cualquier «consenso» con Moscú.

Un poco antes el presidente turco Recep Tayyip Erdogan había asegurado que Rusia y Ucrania estaban de acuerdo en cuatro de los seis puntos de la negociación.

«No hay consenso con Rusia sobre los cuatro puntos mencionados por el Presidente de Turquía», dijo Kuleba, pero elogió los «esfuerzos diplomáticos» de Ankara para poner fin a la guerra.