La fiscalía federal alegó que el productor artístico Raphy Pina Nieves mintió o escondió información al gobierno de Puerto Rico relacionada con los ingresos de uno de sus negocios.

Mientras, la defensa de Pina Nieves señaló que el asunto se debió a un error y no a una intención de ilegalidad.



De acuerdo la información publicada en El Nuevo Día, la denuncia del Ministerio Público fue presentada al Tribunal Federal en San Juan para que el juez Francisco Besosa lo tome en consideración como “factor” al momento de decidir qué tipo de sentencia le impondrá a Pina Nieves, en una vista que, al momento, está pautada para el 18 de abril.

Una moción firmada por los fiscales María Montañez y José Ruiz indica que toda corporación que genere sobre $3 millones tiene la obligación de rendir un informe anual ante el Departamento de Estado de Puerto Rico con estados financieros auditados por un contable público autorizado.
En la moción, los fiscales señalan que en el informe del 31 de julio de 2020 que sometió ante el Departamento de Estado, bajo pena de desacato, Pina Nieves informó que el volumen de negocios para el año 2019 “no excedieron los $3 millones”.



Entérate más:  Raphy Pina dice que sabía que lo iban a castigar, pero que no esperaba la cárcel

Sin embargo, según los fiscales, ante el Departamento de Hacienda indicó que la corporación recibió $16,768,17 en ingresos para ese año.

“La evidencia demuestra que el acusado hizo una declaración falsa bajo pena de desacato al Departamento de Estado de Puerto Rico el 31 de julio de 2020, cuando él indicó que Mr. Soldout Inc. tuvo un volumen de negocios que no excedió los $3,000,000 para el año 2019?, sostuvo la moción de los fiscales.

Por su parte, la licenciada María Domínguez, abogada de la defensa, no negó la denuncia de los fiscales y contestó planteando que la discrepancia se debió a un error.

Destacó que es de conocimiento público que Pina Nieves es un “hombre de negocios exitoso y ejecutivo de la industria de la música. Debido a las exigencias de correr varios negocios, el señor Pina Nieves depende de empleados y contables profesionales y asesores que administran sus asuntos financieros y corporativos”.

Asimismo, resaltó que el hecho de que sometió los informes correctos a Hacienda demuestra que no tenía intención de mentir al gobierno.

Entérate más:  Sandra Berrocal da a luz a su cuarto hijo

En relación al informe ante el Departamento de Estado del 31 de julio de 2020, Domínguez aseguró que “fue una presentación electrónica realizada por el contador público autorizado de Pina Nieves en su nombre”.
“Debido a la confianza de Pina Nieves en sus asesores contables, no estaba al tanto de la inexactitud que se había cometido en la presentación del informe anual y agradece que el gobierno le haya llamado la atención sobre ese asunto”, sostuvo Domínguez.

Agregó que “tan pronto como esa información fue comunicada por esta abogada, ordenó a sus contadores que presentaran un informe anual enmendado ante el Departamento de Estado de Puerto Rico que corrigió esta información”.
Según Domínguez, su cliente no logra ningún beneficio con informar que recibió menos ingresos.

Asimismo, denunció que el Ministerio Público “probablemente buscaría una ventaja estratégica que hubiera inducido Pina Nieves a hacer esta afirmación inexacta y concluir (como se menciona en el aviso) que al tergiversar el volumen comercial anual para el Departamento de Estado, la corporación evitaría efectivamente tener que presentar estados financieros auditados corporativos para 2019. Sin embargo, ese no es el caso”.

Entérate más:  ADOPAE lamenta fallecimiento de Augusto Guerrero; resalta sus aportes en la televisión

En ese sentido, recalcó que ha reportado la cantidad correcta a otras dependencias, no solo a Hacienda, sino también al Municipio de Caguas.

También alegó que han tenido atrasos en algunas gestiones relacionadas a los cierres y otras medidas impuestas por la pandemia del COVID-19.
El debate surge en momentos en que la defensa solicita que el juez Besosa le permita a Pina Nieves a permanecer bajo fianza mientras se vea su caso en el Tribunal de Apelaciones para el Primer Circuito en Boston, mientras que la la fiscalía se opone y solicita que si la sentencia es de cárcel, que sea ingresado.