Estados Unidos anunció el miércoles nuevas sanciones económicas y financieras contra Rusia, apuntando especialmente a dos grandes bancos y dos hijas adultas del presidente Vladimir Putin, aumentando la presión sobre la economía del país por la invasión a Ucrania.

El presidente Joe Biden vinculó la escalada de sanciones directamente a las pruebas que se han acumulado de que las fuerzas rusas asesinaron deliberadamente a civiles en Bucha, una ciudad a las afueras de Kiev.



«Dejé en claro que Rusia pagaría un precio severo e inmediato por sus atrocidades en Bucha», tuiteó Biden.

Un alto funcionario estadounidense explicó que Washington quiere crear un «círculo vicioso» acumulando medidas contra Moscú.



«La privamos (a Rusia) de capitales, la privamos de tecnología, la privamos de talentos y el conjunto de medidas apunta a crear una espiral que se acelera a medida que Putin mantiene la escalada» militar, añadió el funcionario que pidió no ser identificado.

Además de impedir nuevas inversiones en Rusia, Estados Unidos impondrá las sanciones más severas posible contra el banco público Sberbank, que según Washington controla un tercio de los activos bancarios de Rusia y también contra el Alfa Bank, el mayor banco privado del país.

Entérate más:  Miguel Vargas: “Ir para delante y recular es la principal característica de este gobierno”

Eso significa que esas entidades, que ya habían recibido sanciones menos duras, sufrirán la congelación de todos sus haberes «en el sistema financiero estadounidense» y no podrán hacer ningún tipo de transacción con entidades o personas estadounidenses, según la Casa Blanca.

Estados Unidos quiere también sancionar a «grandes empresas públicas estratégicas» pero, de momento, no reveló la lista.

Washington dijo que las medidas apuntan a convertir a Rusia en un «paria» de la economía mundial pero haría excepciones en el sector de energía, principal fuente de recursos del fisco ruso.

La Casa Blanca, como siempre, dijo que las medidas son coordinadas especialmente con sus aliados europeos que son muy dependientes del gas ruso.

Reino Unido también endureció sus sanciones contra Moscú el miércoles al castigar a dos bancos y suspender hasta fin de año la importación de gas ruso.

– Activos de Putin –

Las nuevas sanciones también apuntan a dos hijas de Putin, Maria Vorontsova y Katerina Tikhonova, que ahora están sujetas a una congelación de activos en Estados Unidos y aisladas del sistema financiero estadounidense.

Entérate más:  Video: Se fue la luz en medio de una entrevista al Ministro de Energía y Minas

El mismo tratamiento será aplicado a la esposa e hija del ministro de asuntos Exteriores Sergéi Lavrov así como a los miembros del consejo de seguridad de Rusia, entre ellos el expresidente Dimitri Medvedev.

«Estos individuos enriquecieron a expensas del pueblo ruso. Algunos de ellos son responsables de proporcionar el apoyo necesario para apuntalar la guerra de Putin contra Ucrania», dijo la Casa Blanca en un comunicado.

«Creemos que muchos activos de Putin están ocultos en miembros de su familia, y por eso los tenemos en el punto de mira», dijo un alto funcionario estadounidense a los periodistas, refiriéndose a las dos hijas.

Casi al mismo tiempo que comunicó las sanciones, Washington anunció la inculpación del multimillonario ruso Konstantin Malofeyev.

El oligarca es considerado una de las principales fuentes de financiamiento de los separatistas prorrusos en el este de Ucrania.

Malofeyev es acusado de «intentar eludir lasa sanciones» a Rusia.