El papa Francisco, de 85 años, anuló por segunda vez en menos de una semana sus actividades previstas por un dolor de rodillas, anunció el Vaticano.

«Debido al dolor de rodilla, y por recomendación médica, el papa Francisco suspendió las actividades previstas hoy, incluyendo su participación en el Consejo de Cardenales», anunció el servicio de prensa de la Santa Sede.



El viernes el pontífice, que en varias ocasiones compareció con gestos de dolor, anuló sus compromisos para someterse a exámenes médicos.

Francisco, que inició en marzo el décimo año de su pontificado, sufre de dolores «agudos» en la rodilla derecha, que recientemente le impidieron participar en algunos eventos y presidir algunas celebraciones.



También tiene dolores de cadera que lo hacen cojear y en julio de 2021 se sometió a cirugía de colon.

Entérate más:  En EEUU el consumo resiste a la inflación, que finalmente cede