Una de las pandillas más peligrosas de Haití secuestró a un diplomático dominicano en ese país, informó este domingo el gobierno de República Dominicana, que exigió a las autoridades vecinas actuar para su rescate.

Carlos Guillén, consejero agrícola de la legación dominicana en Puerto Príncipe, fue secuestrado el viernes al mediodía en la barriada Croix-des-Bouquets, en las afueras de Puerto Príncipe, en ruta a la frontera.



Una fuente del ministerio dominicano de Exteriores indicó a la AFP que el rapto fue perpetrado por la peligrosa banda ‘400 Mawozo’, que controla Croix-des-Bouquets y que en octubre pasado secuestró a un grupo de 17 misioneros estadounidenses y sus familiares, entre ellos cinco niños.

La prensa dominicana señaló que la pandilla pidió un rescate de 500.000 dólares por el diplomático, que viajaba al pueblo fronterizo de Jimaní (suroeste dominicano).



El gobierno dominicano exigió a las autoridades haitianas «una inmediata investigación para la liberación ‘sano y salvo’ del señor Carlos Guillén», según un comunicado de Presidencia.

Entérate más:  Desacatan sentencia TSA para reintegrar mujer cancelada embarazada

Guillén es el primer diplomático dominicano secuestrado por una pandilla en Haití, según la fuente de cancillería.

La violencia de las bandas criminales que azota Puerto Príncipe derivó en una guerra abierta, con al menos 18 civiles muertos en medio de reportes de intercambios de disparos, incendios de casas y violaciones.

Las fuerzas policiales haitianas, sin armas suficientes para enfrentar la situación, han perdido el control de barrios enteros y carreteras.