Fue durante la presentación de dos conciertos en Costa Rica, ambos en el Estadio Nacional, y en el tiempo de descanso entre uno que el famoso cantautor visitó un estudio de tatuajes para borrar el último diseño con el nombre de «Utopía», nombre de un disco de la cantante y que tenía en su frente.

El artista posó acompañado por dos de los tatuadores del estudio Samsara, de Costa Rica.



Tal y como reseña el portal La Prensa Gráfica, Nodal se trazó con tinta una flor en el lugar del diseño anterior.

Identificados en Instagram como Christian y Catalina (una niña tatuadora), en el perfil del estudio ambos publicaron historias de los trabajos que realizaron en la piel del cantante. En apariencia y según las historias del estudio, el hombre fue el encargado de hacer la flor en la frente de Nodal y la pequeña artista le hizo un diseño en una de sus manos.



Entérate más:  Lo que opina Juanes del nuevo presidente de Colombia

En definitiva, ya el cantante le dijo «¡Adiós, amor!» a todo rastro de Belinda.