Una joven emprendedora denuncia que es víctima de abuso de poder por parte de un juez, a quien identificó como Francisco Antonio Sánchez, quien acusa de usar sus influencias para cerrarle en su negocio colindante con el del magistrado, en Puerto Plata.



Juana Gutiérrez, una joven empresaria, explicó que el referido juez usó el nombre de su esposa para interponerle una querella y mover todas sus influencias, con el objetivo de que la Suprema Corte de Justicia le imponga una sentencia monetaria y el cierre de su negocio.

La mujer cuenta que fue condenada a pagar RD$810 mil pesos y a cerrar las puertas de su emprendimiento, por el solo hecho de que colinda con la residencia del mencionado juez y su esposa.



Entérate más:  Ya no están 7 de los 23 ministros que iniciaron el Gabinete de Abinader