Santo Domingo, RD. El empresario representante de la empresa Display Smart, Ulises Ramírez, narró que, tras ganar la licitación para proveer camas a los recintos penitenciarios del Plan de Humanización en la gestión del exprocurador Jean Alain Rodríguez, tuvo que pagar más de 35 millones de extorsión al Comité de Compras y Contrataciones de esa institución para poder recibir los pagos de la adjudicación.



El empresario explicó que suplió a los centros penitenciarios del país alrededor de 6 mil 500 camas de acero carbónico por un monto de 173 millones de pesos, monto del cual tuvo que sacarles su partida a los funcionarios de la Procuraduría que eran enviados, supuestamente, por Rafael Canó, ex jefe de Gabinete de la PGR.

Durante una entrevista en el canal de YouTube de Somos Pueblo TV, el empresario detalló que estos pagos fueron realizados a dicho comité en dinero efectivo dentro de fundas y en cheques para que no hubiese evidencias de los sobornos.



Entérate más:  Una decena de vuelos cancelados en reinicio de huelga de Ryanair en España

Dijo que tan pronto le realizaron el segundo pago del contrato, tuvo que reunirse con el equipo de Compras de esa institución para dividirse con ellos los 50 millones que dejaba de beneficio la adjudicación, y que, si este no aceptaba dar por lo menos 30 millones de los 34 que recibió en esa segunda partida, no le iban a dar el faltante.

“Ante esa propuesta, yo me cierro con ellos, entonces ellos me mandaron un mensaje diciéndome que no sabía cómo yo iba a terminar de suplir las camas porque hasta que no entrara en una negociación con ellos, no iba haber pagos”, dijo.

Agregó que, además: “Ellos hablaban con tanta propiedad como si el dinero era de ellos. Ellos hablaban conmigo a la clara, ahí en la Procuraduría me hablaban de dinero como si nada. Eso parecía un mercado, donde se mencionaba cuánto tenía que dar y a quién tenía que pagárselos para que me pudieran liberar los pagos”, narró.

Entérate más:  Arrestan hombre por agresión física y verbal contra su expareja en Villa Altagracia

Indicó que tuvo desconfianza al entregar el dinero, porque dentro de la estructura que encabezaba el procurador Jean Alain Rodríguez se habían creado grupos que querían quedarse con el dinero, por lo que se vio precisado a grabar todo el proceso de entrega.

Se recuerda que la acusación formal por el entramado de corrupción perseguido en la Operación Medusa involucra a 41 personas y 22 empresas, incluyendo al exprocurador Jean Alain Rodríguez, que guarda prisión preventiva desde hace un año y por el que se habrían apropiado de más de RD$1,000 millones.