Santo Domingo, RD. – El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, a través del Servicio Nacional de Protección Ambiental (SENPA), informó que fueron detenidos dos de los pescadores que capturaron y mataron a palos a un tiburón toro (Carcharhinus leucas), en la playa Nizao de la provincia Peravia, en directa violación a la Ley General sobre Medio Ambiente y Recursos Naturales (64-00).

Los pescadores Obispo Made y Julio César Valdez fueron apresados en un operativo realizado en conjunto con miembros de Ciudad Tranquila (CIUTRAN).



En un video difundido a través de las redes sociales, se observa como un grupo de personas golpea sin compasión al animal, acción deplorable e injustificable que se contrapone a los lineamientos de protección, conservación y cuidado de estas especies. Asimismo, utilizaron una técnica de pesca ilegal al emplear un chinchorro de arrastre.

De acuerdo a una nota de prensa, los dos pescadores están siendo investigados para determinar el paradero de los demás implicados en este atropello contra el animal marino.



Entérate más:  La ONU reanuda conversaciones para proteger la altamar

Medio Ambiente informó, además, que los mismos serán sometidos a la acción de la justicia bajo el amparo de la Ley General sobre Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Es importante destacar que la Resolución No. 0023/2017, prohíbe la captura y comercialización de especies de tiburones, rayas, peces herbívoros de arrecifes y erizos, así como sus productos derivados.

Sobre el tiburón toro

El tiburón toro es una especie solitaria o de pequeños grupos. Ocupa los fondos arenosos de la plataforma continental, hasta los 200 m de profundidad. Se encuentra nadando lentamente entre dos aguas (dulce y salada), sobre todo, al atardecer cuando es más activo.

Pueden llegar a medir hasta 3,2 m de largo y pesar hasta 159 kg. El promedio de los machos es de 2,1 m y el de las hembras 2,2 m. Tiene un cuerpo macizo con dos grandes aletas dorsales, y una cola alargada con un largo lóbulo superior y un pico precaudal. Son depredadores primarios que mantienen la salud de los ecosistemas, y sin su presencia la producción de peces decaería y los ecosistemas perderían la salud.