La oficina europea de la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió el martes de un otoño e invierno «difíciles» ante el aumento de casos de covid-19 y el relajamiento de las medidas de vigilancia.

El organismo urgió a los países a abordar «con urgencia las brechas en el monitoreo y la respuesta a la pandemia para evitar muertes evitables».



En un comunicado, el director regional de la OMS para Europa, Hans Kluge, dijo que la situación actual era «similar a la del verano pasado». Sin embargo, «esta vez, la ola de covid-19 está siendo impulsada por sublinajes de la variante ómicron» añadió.

El rápido aumento de los casos, aunado a «un relajamiento de la vigilancia» ha llevado a la organización a «pronosticar un otoño e invierno que serán un desafío en la región europea».



La OMS también urgió a poner en marcha una estrategia de covid-19 durante esta temporada «para ayudar a preparar las próximas olas de infección».

Entérate más:  Rusia y Ucrania se acusan de bombardear la mayor central nuclear de Europa

«Esperar para actuar en otoño será demasiado tarde», subrayó el experto.

Según Kluge, el número de nuevas infecciones en la región Europa de la OMS — que incluye a 53 países — se ha multiplicado por tres en las últimas seis semanas.

Si bien las tasas de hospitalización se duplicaron en el mismo período, las admisiones a las unidades de cuidados intensivos (UCI) «hasta ahora se han mantenido relativamente bajas».