Subversión, extravagancia y un toque de sátira envuelven la colección otoño-invierno de Balenciaga, que en este 2022 decidió generar polémica con el lanzamiento de un artículo de lujo, idéntico a una clásica bolsa de plástico para tirar basura.

Compuesta de piel suave de becerro y con un valor de $1,790 dólares (aproximadamente $97,000 pesos dominicanos), Demma Gvasalia cuestiona la banalidad, la crisis climática y la guerra en Ucrania.



Indica EOnline que, el diseñador reconoció que pensó en cancelar el desfile porque durante estos momentos la moda pierde su relevancia y derecho de existir. Sin embargo; a pesar del absurdo que podría parecer la semana de la moda, se dio cuenta que cancelar el desfile equivaldría a rendirse y resignarse al mal que le duele tanto desde hace 30 años, por lo que planteó esta arriesgada propuesta dedicada al coraje, la resistencia y la victoria del amor y la paz, según información de WWC.



Esta no es la primera vez que el director creativo de Balenciaga crea polémica con un formato anti-estilo, pues en mayo del mismo año pudimos observar la edición limitada de los tenis Paris Sneakers con rasgaduras y apariencia desgastada; así como los crocs con tacón que han sido enormemente criticados:

Entérate más:  Eliminan pago de 10 dólares a pasajeros dominicanos y extranjeros residentes

«No podía dejar pasar la oportunidad de hacer la bolsa de basura más cara del mundo, porque ¿a quién no le gusta un escándalo de la moda?», confesó Demna a WWD.
Podrás conseguir este atípico diseño en color negro, azul, amarillo y blanco con rojo…

Y tú, qué opinas de estos controversiales artículos, ¿son un statement, una forma de arte contemporáneo, o una estrategia de mercadotecnia?