Santo Domingo, RD.- El mayor general José Miguel Soto Jiménez advirtió el peligro que representa para la República Dominicana el incremento “alarmante” del contrabando de armas de alto calibre de Estados Unidos hacia Haití, porque puede provocar un éxodo masivo de inmigrantes haitianos hacia territorio dominicano, además de que estas armas sean traficadas hacia este lado de la isla.



La reacción de Soto Jiménez surge luego de que la Oficina de Seguridad Nacional de Estados Unidos informara que los últimos meses ha habido un incremento “alarmante” del contrabando de armas de alto calibre desde el país norteamericano a Haití, representado un peligro para los países del Caribe, principalmente la República Dominicana.

“Si tú comparas las cinco últimas capturas en el país de alijo de armas con las que presenta en el comunicado Estados Unidos, te das cuenta de que son las mismas armas que han decomisado en República Dominicana”, refirió el Soto Jiménez al detallar que estas armas son pistolas, revólveres, fusiles y armas guerra y de asalto.



Entérate más:  El petróleo bajó pero Industria y Comercio hizo "Capú y no te abajes"

Dijo que la entrada de estas armas de alto calibre a Haití genera un éxodo masivo de inmigrantes ante la intensificación de la guerra civil que se libra en territorio haitiano, donde las bandas han tomado el control de ese país.

Al ser entrevistado para Las Exclusivas de José Peguero, el exsecretario de las Fuerzas Armadas argumentó que esas armas que llegan desde Estados Unidos a Haití son vendidas a bandas dominicanas para realizar asaltos a gran escala.

“Después de ese comunicado, hay que calcular la peligrosidad que representan estas armas para la República Dominicana. Pero también eso generaría una inestabilidad mayor en Haití que tendría como consecuencia una inmigración masiva de ellos hacia República Dominicana”, dijo.

Señaló que este comunicado de los Estados Unidos sobre el contrabando de armas de alto alcance y de guerra hacia Haití debe llamar profundamente la atención de las autoridades dominicanas, ya que esto representa un peligro para la seguridad nacional y la estabilidad del país.