Familiares de empresaria secuestrada en Higüey piden a Procurador designar nuevo fiscal en el caso

2

Familiares de la joven Wilma Teresa Martínez, quien fue secuestrada hace 40 días, solicitaron hoy al procurador general de la República, Radhamés Jiménez Peña, designar al procurador adjunto Frank Soto al frente de las investigaciones para dar con el paradero de su pariente.

Al ofrecer una rueda de prensa conjunta con representantes del Comité Dominicano de los Derechos Humanos, donde mostraron su preocupación por la desaparición de Martínez, los parientes alegan que el procurador fiscal de Higuey, Lucas Evangelista Pérez, no les ha dado respuesta satisfactoria.

Señalan que les permitieron a los padres de los niños de la secuestrada tener acceso a los bienes de ésta. La joven tiene una niña de ocho meses de nacida con el suizo Jean Difrisco, y un niño de seis años procreado con el señor Ángel Rijo (Manolo).

José Martínez, padre de Wilma, pidió a las autoridades detener a los dos hombres, debido a que sospechan que pueden estar involucrados en el secuestro de su hija.

El suizo se habría marchado del país porque, según las autoridades le entregaron su pasaporte.

Martínez dijo que los secuestradores se han comunicado con él y le piden 2.5 millones de pesos para dejar a su hija libre. Dijo que está dispuesto a negociar, pero si le dan señales de que su hija está viva.

Por el hecho guarda prisión preventiva Crismeiri Guerrero (La Gorda), principal sospechosa, a quien los familiares de Wilma acusan de supuestamente pertenecer a una banda que es la que tiene a su pariente secuestrada.

Martínez dijo que a la acusada le ocuparon la jeepeta propiedad de su hija, los documentos personales, así como las llaves de la casa donde vivía en Higuey, tras indicar que ésta sabe el paradero de su hija pero que no quiere hablar.

Wilma Teresa Martínez tiene 27 años y está desaparecida desde el ocho de julio.

Los raptores se habrían comunicado tres veces por vía telefónica con la familia.

Wilma Teresa Martínez, de 27 años, salió de su residencia el pasado 8 de julio, día en que fue vista por última vez montándose en una yipeta junto a dos hombres.

Crismeide fue detenida como sospechosa luego de realizar una compra de RD$28 mil en el supermercado Jumbo de La Romana, al día siguiente de la desaparición. Se dijo que habrían surgido otras evidencias que comprometen a la detenida, en medio de la angustia de los familiares que aseguran que la empresaria nunca salía sin dar cuentas a sus parientes.

Fuente:ListinDiario

Regalanos un Like!!!

2 Comentarios

  1. Dios me perdone pero en casos asi, hay que pagar lo que piden esperando que la entreguen viva y sana… ahora bien despues de eso yo pagaria el doble por la cabeza de cada uno de los participantes en eso. de seguro que si por mi estaria no gozarian un centavo de eso porque los mando a decapitar azarosos ya uno tiene que vivir jodido porque ni con lo que tenga lo dejan vivir.

Participa en el debate, deja un comentario.