Siete famosos que dejaron de fumar: ¿cómo lo hicieron?

0

Muchas celebridades, sin duda, no tienen problema en seguir con este perjudicial hábito. Otros, en cambio, se dieron cuenta de lo mejor que poría ser su vida si dejaban el cigarrillo.

Algunos han fumado desde niños, otros adquirieron el hábito en la adolescencia: en alfombrarosa.com te mostramos qué hicieron para dejar el hábito de fumar.

Giselle Bundchen.
El aumento de peso es de esperar una vez que uno deja de fumar y es una de las razones por las que muchas personas todavía se resisten dejar el cigarrillo. Ahora, si nosotros, personas comunes, tenemos tanto miedo a la falta de nicotina, imagina a la supermodelo temerosa de dejar el cigarro y aumentar de peso. Aún así lo hizo, subió unos 7 kilos pero trabajó rápidamente para perderlos. Y no ha vuelto a fumar desde 2007. Sigamos su ejemplo.

Barack Obama. Este más que un logro del Presidente de Estados Unidos fue una misión muy difícil para su esposa Michelle Obama. Fueron muchos años de insistencia y de intentos fallidos para que su esposo dejara el cigarro y lo hizo justo antes de asumir la presidencia. Ella simplemente no insistió más en el asunto y el mismo Barack Obama un día tomo la resolución. Ahora Michelle Obama lucha por que deje la comida chatarra, pero ya esa es otra historia.

Brad Pitt. Los cigarrillos y los músculos no van de la mano y Brad Pitt tuvo que dejar el tabaco cuando estaba entrenando su papel en la película Troya. Lamentablemente, a lo que terminó el rodaje volvió a fumar y así luego vinieron varios intentos por dejarlo. Ahora por fin lo ha logrado. No se sabe si su esposa Angelina Jolie tuvo algo que ver pero el asunto es que ya lo dejó definitivamente. Bien por él.

Pink. La cantante ruda y punketa solia ser fumadora empedernida de hasta 3 cajas diarias y nunca probó ni las pastillas ni la goma de mascar ni la hipnosis para dejar de fumar. Simplemente esta fumadora desde los 9 años, se detuvo y no fumó más. Sólo le costó un momento decidirlo y así lo ha hecho, y por supuesto los primeros días fueron algo muy difícil para ella. Pero ahora que es madre definitivamente el cigarrillo es algo del pasado.

Matt Damon. Este guapo y talentoso actor de Hollywood había fumado durante 20 años antes de decidir dejarlo. Matt Damon dejó el cigarrillo un día que se vió a sí mismo en un video fumando. No le gustó verse tan dependiente de la nicotina y luego acudió a la hipnosis como apoyo para dejar el vicio. Esto demostró que no importa el método que probemos, o el tiempo que llevemos fumando, se puede dejar.

Elizabeth Hurley. Esta supermodelo definitivamente inventó un nuevo método para deshacerse de los cigarrillos por siempre. Luego de probar de todo: pastillas, chicle, parches de nicotina… la desesperada Elizabeth no sabía qué mas hacer. Un día mientras estaba en una farmacia, vio unos chupetes de bebé y compró uno. Bueno, cada vez que sentía ansiedad por fumar se ponía uno de estos en la boca. En esta situación todos ganaron: ella dejó de fumar y los paparazzi consiguieron unas fotos muy buenas.

Drew Barrymore. Se llamaba a sí misma una adicta al cigarrillo. Luego de haber dejado las drogas y el alcohol que consumía desde pequeña, aún le quedaba pendiente dejar el cigarrillo. Y lo consiguió. Para ello recurrió a la hipnosis, como Matt Damon, y le resultó de maravilla. De todas formas, demuestra que esta actriz tiene una gran fuerza de voluntad, al haber logrado vencer todas esas adicciónes.


Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.