Encuentran muerto en cárcel a uno de los acusados de muerte de niño en Baní

1

Santo Domingo. Juan Carlos Plasencia Amador (alias Vitimono), de 34 años, uno de los acusados de la muerte a finales de noviembre del niño Maiki Junior Lara, de 2 años, fue encontrado hoy muerto en su celda de la cárcel del 15 de Azua.
Muerte

La muerte de Plasencia Amador fue confirmada por fuentes de la Procuraduría, quienes dijeron que se abrió una investigación para determinar las causas del fallecimiento.

El acusado fue detenido en San Cristóbal el 4 de diciembre por la Policía, que le ocupó una motocicleta, dos chamacos tipo militar, una capucha negra, una camisa negra y un casco negro con rojo.

Plasencia Amador, según dijo entonces la Policía, admitió su participación en el hecho junto a otro hombre al que identificó sólo como “Alexander Bronki”.

Admitió, además, que la referida motocicleta fue la utilizada para escapar de la escena donde perpetraron la acción criminal.

El menor murió mientras recibía atenciones médicas en un centro de salud de Baní, a consecuencia de herida de bala en el cuello, que le ocasionó uno de dos desconocidos en medio de un asalto.

El hecho criminal ocurrió en la calle Primera del referido Residencial, por donde transitaba el infante junto a su madre, Santhia Bienvenida Lara, de 23 años.

El hecho se registró el pasado día 29 de noviembre alrededor de la 1:00 de la tarde cuando la mujer transitaba por la citada vía a bordo de la passola Honda Lead-100, gris, llevando en la parte delantera a su pequeño hijo, siendo interceptada por sus agresores.

La madre del menor narró a los investigadores que ante la situación decidió entregar la passola de manera pacífica, pero que al estar nerviosa se le aceleró la misma y uno de los desconocidos le disparó, ocasionándole la herida mortal a su pequeño hijo.EFE

Regalanos un Like!!!

1 Comentario

  1. A este desalmado se le aplicó la pena capital, eso es lo que deben seguir haciendo con muchos mas que están presos o que andan cometiendo hechos tan o mas espeluznantes que el cometido por el recién ahorcado.
    Sugiero que también ingresen en cada cárcel un guillotina, para variar la forma de descojonar a esos inhumanos seres.
    Al compañero de este, no se si lo han detenido, pero recomiendo que la policía no lo capture, para que se eviten tener que hacer esfuerzo en ponerle esposas, llevarlo a la cárcel, gastar combustible, etc. sino que le de varios plomazos, y lo lleven a Patologia Forense y ya!.
    !Un aplauso a la dotación de la cárcel del 15 de Azua!.

Participa en el debate, deja un comentario.