Un francés entre los verdugos del grupo yihadista EI

0

Francia. Un francés participó “directamente” en la decapitación de prisioneros sirios por el grupo Estado Islámico, anunció Francia el lunes, lo que ilustra el enrolamiento de ciudadanos de este país en el yihadismo en Siria.

Maxime Hauchard

El ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve, declaró que existe una “muy fuerte probabilidad de que un ciudadano francés haya participado directamente” en la decapitación de prisioneros sirios mostrada en un vídeo por el grupo Estado Islámico.

Por su parte, la fiscalía de París indicó que hay indicios que “confirman la implicación” de un francés en esas ejecuciones.

“Podría tratarse de Maxime Hauchard, nacido en 1992” en el noroeste de Francia y que “partió hacia Siria en agosto de 2013 tras una estadía en Mauritania en 2012”, indicó el ministro en base al análisis del vídeo.

Peter Kassig

Éste fue difundido el domingo y en él el grupo EI reivindica el asesinato del rehén norteamericano Peter Kassig, secuestrado en 2013 en Siria, y de unos 18 soldados del ejército gubernamental sirio.

Maxime Hauchard es objeto “desde agosto de 2014 de una investigación preliminar por asociación de malhechores en relación con una empresa terrorista”, indicaron fuentes judiciales.

En el vídeo de EI, se ve a un joven yihadista que se parece mucho a Maxime Hauchard vestido con ropa de combate. Se lo ve con un cuchillo en la mano al lado de un prisionero arrodillado. No se lo ve matarlo, pero se vé después la cabeza cortada de su víctima.

Maxime Hauchard hizo declaraciones a un canal de televisión francés a mediados de julio a través de Skype desde Raqqa, bastión de EI en Siria. Dijo entonces que viajó a Siria desde París vía Estambul sin tomar medidas para “esconderse”.

– Quizás otro francés –

El joven, que se convirtió al islam a los 17 años de edad, explicó a BFMTV que se había radicalizado a través de internet y que se fue solo a Siria, donde los yihadistas se hicieron cargo de él rápidamente y lo entrenaron.

Afirmó entonces que vivía en un cuartel en el que había unos 40 combatientes, “principalmente árabes”, egipcios, marroquíes y argelinos, pero también franceses. “El objetivo personal de cada uno de nosotros el es ‘chahid’ (el martirio). Esa es la mayor recompensa”, dijo.

Los servicios de inteligencia franceses tratan de verificar la eventual presencia de otro francés en el vídeo difundido el domingo, según fuentes cercanas al caso.

Esos servicios están convencidos de que franceses han participado en atrocidades cometidas por EI y por otros grupos yihadistas. Tal fue el caso de un hombre actualmente detenido en Francia, donde confesó a su regreso de Siria que había participado allí en tales actos, según otra fuente cercana al caso.

Se considera que unos mil franceses están implicados en las redes de reclutamiento para la yihad y 375 de ellos están actualmente en Siria e Irak. Unos 36 franceses murieron en esos dos países.

Según Gilles de Kerchove, coordinador europeo para la lucha contra el terrorismo, unos 3.000 ciudadanos de países europeos han viajado a Oriente Medio para participar en la yihad.

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.