Jennifer Vasilakos ha recibido un regalo que le va a cambiar la vida por haber realizado una buena acción. Solo por ser amable e indicar una dirección a un coche que estaba perdido podrá pagarse un costoso tratamiento con células madre, ya que sufre de insuficiencia renal y no puede recibir un trasplante. Y puede permitírselo gracias a su benefactor, el millonario Ty Warner, propietario de la compañía ’Beanie Baby’, al que ayudó.

Todo ocurrió cuando Warner se detuvo en una intersección y pidió indicaciones para llegar a Santa Barbara (California). Vasilakos estaba allí, intentando recaudar los 20.000 dólares que necesita para pagar el tratamiento que necesita. Jennifer, que no reconoció a Warner, le dió las indicaciones y recibió a cambio una propina de 50 dólares. Sin embargo, su sorpresa fue mayúscula cuando el millonario apareció una hora después, se presentó y le dijo que su recaudación estaba hecha y que la iba a ayudar.

Segun el portal acceso365.com, Warner aseguró a Vasilakos que la enviaría un cheque de 20.000 dólares, suficientes para pagarse el tratamiento, en los próximos días. Y así fue, el 16 de julio Jennifer, de profesión herborista y profesora de reikki, recibió en su domicilio el cheque con una nota escrita a mano: “Hay alguien que te ama en el cielo porque me guió para encontrarte el sábado. Yo nunca me pierdo, pero el destino hizo que me perdiese y te pidiese indicaciones. El resto de la historia espero que sea una maravillosa nueva vida para tí”, relataba.

Entérate más:  Rompió récord Guinness al dar a luz a 10 bebés

Jennifer ya ha iniciado el tratamiento en un hospital del que no se ha revelado el nombre, tras mostrar su agradecimiento a su benefactor. Por su parte Ty Warner manifestó sus deseos en que este tratamiento pueda ser más accesible a la gente, tras conocer que no se aplica en Estados Unidos:

“Mi esperanza es que se pueda traer este tratamiento que salva vidas y que pueda estar disponible y ofrecer alternativas a gente como Jennifer”, dijo en un comunicado de prensa.