Muchos de nosotros vimos este vídeo, personalmente yo dure al rededor de una semana riéndome cada vez que me acordaba del tipo pidiendo su “maldito” mango, espero lo disfruten.

Entérate más:  La reparación de este golpecito en una Audi e-tron quattro salió en 31,200 dólares