Ya es fin de semana, y que mejor manera que hacerlo con una sonrisa. Respira un rato y tomate un momento de relax, con situaciones graciosas.

Cuando bajes de un tobogán, tienes que tener cuidado de no escaparte por sus costados.

O si tu abuela quiere bailar, que lo haga con cuidado, se puede marear y se puede caer. Que nunca te pase, que al subirte a un camello, te caigas, porque el animal se enojó.

Algunas situaciones graciosas, son cuando están en los cumpleaños, se les cae la torta. También pasa que al estar en una hamaca para muchas personas, todas se caen, por el sobrepeso.

Entérate más:  Viral: hombre de 80 años pagó una operación con dos gallinas