Amarante Baret está indignado y consternado por asesinato de miembro de su escolta


El Ministro de Interior y Policía, Carlos Amarante Baret, informó este martes que se siente profundamente indignado y consternado por el asesinato del cabo policial Charlie Valerio Estévez, asignado a su escolta, por desconocidos que lo asaltaron y despojaron de su arma de reglamento próximo a su residencia, en Manoguayabo.

A través de un comunicado el cual presenta el portal z101digital.com, explicó que el agente Valerio fue interceptado próximo a las 9:00 de la noche de ayer lunes luego de guardar su vehículo en un garaje cercano a su vivienda. Residía junto a su esposa y un hijo de apenas siete meses de nacido.

 

Baret indicó que tan pronto se enteró del hecho se presentó al lugar junto a su esposa, y de ahí se dirigió al hospital Marcelino Vélez Santana, adonde fue llevado el cadáver, para diligenciar la realización de la autopsia.

Desde el centro asistencial, Amarante Baret se comunicó con el Director General de la Policía Nacional, mayor general Nelson Peguero Paredes, y el jefe del Departamento de Investigaciones Criminales (DICRIM), general de brigada Ney Aldrin Bautista Almonte, para que encaminen acciones que den con los asesinos del cabo Valerio Estévez.

El sepelio del cabo policial asesinado será mañana miércoles, en horas de la tarde, en el cementerio municipal de Guayubín, provincia Monte Cristi, de donde era oriundo.

Amarante Baret reiteró el compromiso del gobierno y el suyo propio de seguir trabajando junto a la sociedad en el combate al crimen y la delincuencia, para lograr un país más seguro.