Un pastor de una importante iglesia de Nueva York anunció el viernes su renuncia a un comité evangélico asesor de Donald Trump, tras la ambigua respuesta del presidente a la violencia desatada en una manifestación supremacista blanca.

A.R. Bernard, quien encabeza el Centro Cultural Cristiano, con 37.000 miembros registrados, dijo a CNN que “tenía que retirarme completamente”.

Bernard, quien es negro, es hasta ahora el único miembro del comité asesor evangélico de 25 integrantes en abandonar el comité.

“Creo que en la medida que avanza el tiempo, uno busca cambios. Uno busca consistencia. Uno busca responsabilidad en el liderazgo. Y no vi esa consistencia en un conjunto de valores clave que influencian y dan forma a su pensamiento”, dijo Bernard.

“Y cuando vaciló la semana pasada, especialmente respecto a Charlottesville, llegué al punto en que tenía que tomar una decisión… Tenía que retirarme completamente”, agregó.

“Cuando uno vacila de esa forma… revela que está dividido entre las opiniones de quienes lo rodean. Y yo tengo un problema con esa falta de liderazgo”, indicó el pastor.

Trump fue objeto de críticas tanto de republicanos como de demócratas tras afirmar que los manifestantes anti-racistas eran igualmente responsables por la violencia desatada en una marcha de supremacistas blancos en Charlottesville, Virginia, el fin de semana pasado.

Los comentarios de Trump llevaron a que varios ejecutivos de empresas se retiraran de un panel asesor de la Casa Blanca. El mandatario terminó por disolver dos de esos paneles.

Y el viernes, los 16 miembros del comité asesor de Artes y Humanidades del presidente anunció su renuncia en masa, al afirmar que “ignorar su retórica de odio nos hubiera hecho cómplices de sus palabras y acciones”.

Compartir