En el estudio participaron 2.767 parejas heterosexuales estadounidenses de más de 50 años, que han tenido una relación de 33 años, en promedio.

Los resultados señalaron que una relación es más exitosa cuando el hombre y la mujer beben o por el contrario, a ambos no les gusta el alcohol. “El estudio muestra que no tiene que ver con la cantidad que beban, sino con el hecho de beber o no”, dijo la doctora Kira Birditt, quien lideró la investigación.

El informe señaló, además, que más de la mitad de las parejas participantes bebían alcohol, y que las mujeres se sentían menos felices cuando ellas bebían, pero sus esposos no.

Birditt afirmó que, más que pensar en el consumo de alcohol para vivir feliz junto a la pareja, era necesario compartir tiempos de óseo. “No estamos sugiriendo que la gente tenga que beber más o que cambie la forma en la que beben. No sabemos a ciencia cierta por qué ocurre esto, pero una explicación podría ser porque las parejas que pasan juntas más ratos de ocio tienen más calidad de vida juntos”.

Fuente: Caracol.com.co

Compartir