María continúa ocasionando aguaceros y tormentas eléctricas en RD


Disminuyen a dos las provincias en alerta roja, al igual que número de personas desplazadas a 8,237 ,mientras continuarán los aguaceros, tormentas eléctricas y ráfagas de viento sobre el país, tras del huracán María.

Según informó el Centro de Operaciones de Emergencias (COE) este sábado el total de personas desplazadas y albergadas es de 11,459, muchas han empezado a retornar a sus hogares, asimismo, emitió el nivel de alerta amarilla para 20 provincias y verde para cinco.

Asimismo, comunicó que continúan 73 comunidades incomunicadas, 112 acueductos afectados y seis puentes.

Las zonas en alerta roja son Montecristi y Duarte (en especial el Bajo Yuna), en amarilla se encuentran La Altagracia, El Seibo, Hato Mayor, Samaná, Espaillat, María Trinidad Sánchez, Puerto Plata, Santiago, Sánchez Ramírez, Monseñor Nouel, San Juan, Valverde, Dajabón, Santiago Rodríguez, San Pedro de Macorís, Hermanas Mirabal, Distrito Nacional, provincia Santo Domingo y La Vega.

En alerta verde se encuentran Peravia, San Cristóbal, Azua, San José de Ocoa y La Romana.

Indica el periódico El Nacional que el COE informó en su boletín de esta mañana, que a pesar de la distancia del huracán con relación al país y su desplazamiento alejándose de la misma, “María continúa afectando de manera indirecta en las condiciones del tiempo sobre el territorio nacional ya que su amplia circulación todavía altera el flujo en niveles bajos, provocando un viento del sur/sureste que estará desplazando nubosidad sobre el país durante el transcurso del día desde tempranas horas de la mañana”.

Esperándose nublados que descargarán aguaceros importantes sobre todo en aquellas provincias en el litoral costero sur de nuestro país. Estos aguaceros estarán acompañados de tormentas eléctricas y ráfagas de viento

ONAMET

Asimismo, La Oficina Nacional de Meteorología (Onamet) informó que mantiene un aviso de inundaciones repentinas o graduales, debido a las precipitaciones que se esperan como resultado del gran campo nuboso que se mantiene sobre el país por la influencia del huracán.